Páginas vistas en total

viernes, 27 de mayo de 2016

La Morada de los Draculines


Íbamos hacia otro abandono cuando desde el coche vi esta entrada,

 

Se lo comente a Selene y automáticamente lo apuntamos en la memoria para volver en cuanto viésemos el otro, pero una vez visto el otro que no era lo que pensábamos, volvimos al instante a indagar en este.

La casa no se ve en ningún momento desde el exterior, pero siguiendo un camino entre mucha vegetación llegamos a ella.


  

  
 
A pesar de estar el día claro y con sol en su interior la oscuridad es total, encendemos nuestras linternas y empieza la sesión, fotos a cada detalle 


  




  
 
Vamos a ver las habitaciones, si os fijáis en las ventanas veréis que está la vegetación salvaje pegada a ellas, de ahí la completa oscuridad.

 Empezando por la del chico, que queda claro le gustaban los coches


  

  

  

  
  
Otra de las habitaciones


  

  

Al salir de esta, empezó el mal rato para Selene, un murciélago en pleno vuelo le pegó un buen susto, no le gustan nada. Una vez repuesta del susto llegamos a la cocina, viendo a través de su ventana otra edificación detrás de la casa, que no se puede ver por ningún otro sitio



  

  
  

  

  

  
 
El murciélago salió de esta habitación, qué es lo que nos encontramos, pues ni más ni menos que su morada y la de cinco compañeros más



  

  
  
Y aquí el pesadito, en todo el tiempo que estuvimos en la casa no paró de volar, de la habitación a la cocina, saliendo por la ventana de esta hacia las edificaciones de atrás.
 
Para poderlo coger bien hubo que disparar 5 fotos con flash  y esta fue en la que mejor quedó, el pesadín.

El baño
  

  

Y nos marchamos con la idea de ver las de atrás


  

  
  
Llegamos a ellas después de estar 20 minutos podando zarzas secas y enredaderas

  

  

  
  
El jardín como tal no existe en estos momentos, mires a donde miras veras zarzas y algún que otro árbol, como ya visteis no merecieron para nada la pena, muchísimo olor a humedad, bichos y más murciélagos, si alguna vez vuelve a tener quien se encargue de ella primero tendrá que mirar que hacer con tanto murciélago, ya que son animales protegidos.

Una barbacoa entre tanto verde.
  

  

  

El próximo repor, fue una grata experiencia que próximamente veréis por aquí y seguro que no os decepciona.

Hasta más ver!